Oficina en casa ¿qué debo tener en cuenta?

¿Estás pensando en emprender un negocio? ¿La idea de instalar tu oficina en casa se te ha pasado por la cabeza?

Si es así, hay una serie de circunstancias que todo emprendedor que plantee instalar el despacho en su vivienda, debe conocer antes de decantarse por esta fórmula.

La idea de trabajar desde casa es una de las opciones más extendidas por los emprendedores que dan los primeros pasos en su negocio. Pero la elección de un lugar de trabajo u otro tiene que ser una idea muy pensada. En ese recopilamos algunas de las preguntas más frecuentes a la hora de trasladar tu oficina a tu propio hogar, con sus ventajas y desventajas.

¿Dónde instalar la oficina?

El lugar en el que instalar tu oficina es el punto más importante. Si te has decidido por hacerlo en tu propia casa, lo ideal es que sea un lugar destinado exclusivamente al trabajo, donde puedas instalar tu ordenador de sobremesa, tu escritorio y tu material de oficina.

No es nada aconsejable ubicar tu lugar de trabajo en tu propia habitación, ya que puedes correr el riesgo de mezclar en exceso el entorno laboral con el personal.  Aunque nuestra habitación, el salón o la cocina puedan servir para trabajar en casa durante un corto periodo de tiempo, si pensamos en el largo plazo habrá que habilitar un espacio de trabajo claramente diferenciado.

¿Es posible separar la vida profesional de la personal?

Ésta es una pregunta a la que solo puede responder el propio trabajador. Para las personas propensas a llevar los problemas personales al terreno laboral, instalar su oficina en casa es definitivamente una mala idea. Para las personas que emprenden en solitario,  separar lo personal de lo laboral es un reto constante que se puede hacer cuesta arriba si la oficina se encuentra en su propio hogar. Por eso, son muchos los que optan por mudarse o alquilar un despacho, en un lugar diferente al entorno en el que habitan.

¿Puedes recibir visitas?

La configuración de tu oficina en casa dependerá de quién vaya a visitarla, es decir, si vas a recibir visitas comerciales, de socios o compañeros. Si te vas a reunir con gente es aconsejable que los visitantes no tengan que atravesar toda la casa para llegar a tu despacho.

Si consideras que tu lugar de trabajo no está acondicionado para recibir a gente, tienes alternativas. Desde quedar en un lugar público o restaurante a la opción más profesional, alquilar una sala. En los centros de negocios encontrarás la solución a medida, con salas destinadas a juntas, reuniones, entrevistas e incluso videoconferencias.

Una opción muy flexible gracias a la cual podrás trabajar de diario en tu hogar y reservar una sala de reuniones para las ocasiones más importes.

¿Qué dirección debo incluir en mi tarjeta?

Al tener tu oficina en casa, la dirección de tu negocio pasa a ser la de tu propio hogar. Este hecho preocupa a muchos nuevos empresarios que teletrabajan pero que no quieren mezclar su vida personal con su vida laboral. Por ello, el empresario debe considerar algunas opciones como la de contratar el servicio de una oficina virtual.

Además, este tipo de servicios de los centros de negocios suelen incluir horas de alquiler de oficina, lo que los convierten en una atractiva solución para quien trabaja desde casa.

One Comment

Leave A Comment